Qué ver en Asturias: Los 8 lugares imprescindibles

El Principado de Asturias es sin lugar a dudas ¡una región extraordinariamente hermosa! La combinación de playas, montañas, parques naturales y cuevas es una visita obligada en Asturias, si no puedes decidirte entre unas vacaciones en la montaña o unas vacaciones en la playa, este es un lugar para ir.

Para unas vacaciones inmersas en paisajes impresionantes y naturaleza pura, Asturias es el destino de sus sueños. Cuando termina el verano, el otoño transforma los bosques y los parques de Asturias en paisajes de cuento de hadas. Déjanos llevarte a los pueblos con más encanto de Asturias y descubrir sus paisajes, tradiciones y gastronomía.

Llanes

Llanes – Flickr

En el oriente de asturiano se encuentra uno de los pueblos más visitados de la comarca. Llanes está cerca de varias playas increíbles, como Cuevas del Mar o Playa de Gulpiyuri, la playa sin mar. Sin embargo, en el área circundante hay más que ver. Esta ciudad costera tiene muchas vistas increíbles, así como un pequeño centro histórico con murallas medievales, torres del siglo XIII y el Palacio de Gastañaga del siglo XV. Sin duda, una de las imágenes más icónicas de Llanes son los Cubos de la Memoria, una serie de cubos de vivos colores del artista vasco Agustín Ibarrola. Que representan el patrimonio cultural, artístico e histórico de Asturias.

Ribadesella

Ribadesella-Que-ver-en-Asturias
Ribadesella – Flickr

Una joya de la costa asturiana que lo tiene todo para convertirse en el pueblo más bonito de España. Su ubicación es magnífica: en una bahía formada por la desembocadura del río Sella, rodeada de montañas, playas y escarpados acantilados. Ribadesella es famosa por sus dos cuevas, la Cueva de Tito Bustillo y la Cuevona deArgüelles, patrimonio natural que te dejará sin palabras.

En estas cuevas se descubrieron más de 14.000 años de pinturas prehistóricas, que es una de las obras de arte prehistóricas más antiguas del mundo. Ribadesella también se encuentra muy cerca de otra cueva fascinante: la Cuevona de Cuevas del Agua, que conduce al pueblo del mismo nombre y se puede visitar a pie o en coche.

La mejor forma de conocer Ribadesella es paseando por el largo paseo marítimo. Comienza con un sendero de dinosaurios escondido en los acantilados de la playa de Santa Marina, paralelo a la playa, y te lleva a través de las Casas Indias (una villa construida por los españoles que hicieron las américas).

Tras llegar al puerto, se dirígete hacia el monte Corberu, una cadena montañosa que protege al pueblo de la erosión del mar. Una escalera conduce a la cima, donde se puede disfrutar de una vista panorámica de la ciudad y el paisaje circundante. En el centro de la ciudad hay muchos restaurantes, tiendas y confiterías que ofrecen una variedad de delicias locales, como las “Letizias”, pasteles típicos de Ribadesella y pueblos de los alrededores.

Cudillero

Cudillero-Que-ver-en-Asturias
Cudillero – Pixabay

Uno de los pueblos con más encanto de la Costa Verde asturiana. Las coloridas casas que trepan por las laderas junto al mar son el lugar ideal para pasar unos días y pasar por una de las muchas terrazas para degustar pescado fresco y otros mariscos. Tómate un tiempo para pasear por sus calles y explorar el magnífico paisaje que se obtiene al escalar la montaña. Este pequeño pueblo colorido rezuma el estilo de vida tradicional asturiano.

En algunas casas, incluso se pueden ver peces secándose al sol en el tendedero. Cudillero también está cerca de una de las playas más famosas de Asturias: Playa del Silencio, Su nombre proviene de los escarpados acantilados que la rodean, haciendo que todos los visitantes amen su paz y tranquilidad. Cudillero es solo uno de los muchos pueblos pesqueros de Asturias, por lo que coger un coche para visitar los pueblos más bonitos es una gran idea para disfrutar de unas entrañables vacaciones.

Cangas de Onís

Cangas de Onís – Pixabay

Este concejo asturiano es la entrada al Parque Natural de los Picos de Europa y mantiene en su centro uno de los monumentos más importantes de la historia de España. Fue capital del Reino de Asturias hasta el 774 d.C., y en esta pequeña localidad, el rey Don Pelayo inició la reconquista de España a los moros.

El monumento más fotografiado por Cangas de Onís es el llamado puente romano, aunque en realidad es un puente medieval construido sobre los restos de otro romano. Una réplica de la Cruz de la Victoria se cuelga bajo el arco más alto del puente para conmemorar la derrota de los moros por el rey Pelayo. El puente está abierto al público y ofrece hermosas vistas de la ciudad y las montañas circundantes.

Parte del pueblo pertenece al Parque de los Picos de Europa, como el conjunto monumental de Covadonga, su iglesia se encuentra en una pequeña cueva a escasos metros del suelo y la cascada se deriva de un pequeño manantial natural. Otro edificio impresionante es la Basílica de Santa María de Covadonga, de piedra caliza rosa, que se integra a la perfección con el paisaje circundante.

Desde Covadonga se puede adentrar en el lago de los Picos de Europa (aproximadamente a 12 kilómetros del pueblo), una hermosa zona con muchas rutas de senderismo, un lugar ideal para pasar un día en familia.

Arriondas

Arriondas – Flickr

La localidad de Arriondas está muy próxima a Cangas de Onís y es un destino para los amantes del deporte que ofrece diversas actividades como kayak, piragüismo, escalada, paseos a caballo, etc. Este es un gran lugar para pasar unos días en la naturaleza. Desde Arriondas, no queda lejos el famoso mirador de Fitu, que ofrece unas magníficas vistas panorámicas del mar Cantábrico y del parque de los Picos de Europa.

Oviedo

Oviedo-Que-ver-en-Asturias
Ovideo – Imagen de turismoasturias.es

El propio Woody Allen describe Oviedo como una ciudad que parece sacada de un cuento de hadas. La capital asturiana cuenta con un precioso casco antiguo repleto de impresionantes edificios que invitan a pasear por sus calles. Puedes disfrutar de las hazañas arquitectónicas de muchos museos, teatros y otras construcciones con historia, pero el verdadero reclamo del centro es la catedral gótica construida en el siglo XV.

En las afueras de la ciudad, puedes al monte Naranco, donde podrás disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad, los valles circundantes, el mar Cantábrico y la costa de Gijón en un día espectacular. Otra parada obligatoria en el cerro del Naranco son las construcciones del conjunto prerrománico asturiano, siendo las más importantes las iglesias de San Miguel Delillo y Santa María de Naranco. Tienen una historia de miles de años y han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Naranco – Pixabay

El lugar de noche es la Calle de la Gascona, también conocido como el Bulevar de la Sidra, donde lugareños y visitantes se reúnen para degustar la comida típica asturiana y la mejor sidra escanciada.

Gijón

Gijón – Pixabay

Hablamos de una de las ciudades más importantes de Asturias, que ha sabido conservar el aire auténtico del pueblo de pescadores donde se asientan sus raíces. Gijón tiene un paseo marítimo que impresiona, que va desde la céntrica playa de San Francisco hasta la pequeña península donde se encuentra el casco antiguo de la ciudad.

Gracias a sus numerosos parques, plazas y museos, los viajeros, sobre todo las familias, se lo pasarán bien en Gijón, sobre todo si alquilan una casa vacacional en Gijón. La vida nocturna de Cimadevilla, uno de los barrios más atractivos de Gijón, también es espectacular. Tu visita estará incompleta sin un recorrido cultural por el Centro Cultural de la Ciudad, que alberga varias exposiciones y un enorme jardín botánico que cubre más de 25 hectáreas.

Taramundi

Taramundi – Flickr

Por último, pero no menos importante, fuimos a la Reserva de la Biosfera de Oscos, donde se encuentra Taramundi. Este encantador pueblo conserva la forma de vida más tradicional de los asturianos. Es famoso por sus productos hechos a mano, especialmente cuchillos y tejidos de alta calidad. Puede visitar varios museos y talleres, donde podrá descubrir los secretos de estas artesanías tradicionales que son vitales para la economía local.

No hay nada como tomar una ruta acuática para descubrir Taramundi y el bosque circundante. La vía fluvial es una ruta de senderismo que conecta varios pueblos pequeños, atraviesa paisajes celestiales y forma cascadas y arroyos. También hay varios museos a lo largo de esta ruta, como el Museo del Molino o el Museo de los Tejedores.

En el pequeño pueblo de Os Teixois, recientemente reformado, verás lo mejor de Taramundi, donde podrás presenciar las cosas increíbles que los humanos pueden lograr con el poder del agua, como forjar herramientas, generar energía y movimiento. Explore la vida de las personas en esta zona en un entorno natural incomparable hace 300 años, y un guía le proporcionará explicaciones sencillas adecuadas para los niños.

La mejor manera de disfrutar de la belleza natural de Taramundi es vivir en una casa de campo, donde podrá sumergirse por completo en la naturaleza sin renunciar a las comodidades modernas. Como Taramundi está muy cerca de la comunida gallega, también pasar parte de tus vacaciones en Galicia!

Conclusión sobre qué ver en Asturias

Con los Picos de Europa elevándose sobre el paisaje y la costa cantábrica proporcionando una ruta encantadora de pueblos pesqueros y playas increíbles, Asturias te ofrece una plétora de lugares mágicos para descubrir en familia o con amigos. Entonces, ¿por qué no visitarla en tus próximas vacaciones?

Deja una respuesta

error: Contenido protegido!!
A %d blogueros les gusta esto: